AMOR Y ENAMORAMIENTO ALBERONI PDF

Es muy hermoso sentir estas cosas. Sin embargo, si el amor es solo esto, hay un problema. En el amor, en cambio, lejos de ponerse uno mismo en el centro, se pone al otro en primer lugar. Amar no es otra cosa que buscar el bien y lo mejor para la otra persona.

Author:Malak Tygogore
Country:Gabon
Language:English (Spanish)
Genre:Literature
Published (Last):27 March 2015
Pages:31
PDF File Size:15.88 Mb
ePub File Size:20.46 Mb
ISBN:130-7-16314-595-6
Downloads:55511
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Tojajin



El enamoramiento sigue la ley del todo o nada. La amistad, por el contrario, tiene varias formas y varios grados. La amistad, en cambio, tiene horror del sufrimiento, y cuando puede lo evita. Los amigos se buscan para estar a gusto juntos. La amistad, en cambio, exige siempre, creemos, una cierta reciprocidad. La amistad comienza como un acto discontinuo, como un salto. Cada encuentro es diferente, descubre nuevos caminos, nos abre nuevas perspectivas. El encuentro es siempre imprevisible, inesperado.

Es un momento en el que comprendemos algo de nosotros mismos y del mundo. En el encuentro, dos personas diferentes logran ver la misma realidad del mismo modo. Durante el encuentro, nosotros y el otro descubrimos que estamos unidos frente a la oscuridad o al enemigo. Desde el punto de vista de la amistad lo que importa son estos momentos de gran intensidad vital. Lo que ocurre en el intervalo no cuenta. No existen reconocimiento ni amor ni amistad a plazo fijo.

Cada uno de nosotros es un torbellino de deseos con un fuego ardiente en su centro. Damos una respuesta a todo lo que importa. El amigo es aquel que cada vez nos hace entrever la meta y anda con nosotros un tramo del camino.

El amigo me abre la puerta que deseo abrir, es a veces el sabio que me dice una verdad que me serena y me da la paz. Es converger en la verdad.

En el encuentro, al conocer al amigo me conozco yo. No podemos aplicarla a nuestro caso porque la sentimos ajena. Hasta los hijos tienen dificultades para aprovechar de la experiencia de los padres. En realidad, no logramos siquiera aprovecharnos de nuestra propia experiencia. Repetimos los mismos errores. Cada encuentro implica un riesgo porque debe ser afortunado. La crisis significa que uno se siente inseguro de la amistad del otro y hasta traicionado e incomprendido. Superar la crisis significa que el otro vuelve a entendernos por entero y que nosotros lo entendemos.

Esto significa que si un amigo no nos comprende, no ha sido un amigo, no nos ha querido. El encuentro que resuelve la crisis supera esta prehistoria. De costumbre se define la amistad como la amistad-privilegio, la amistad-favoritismo, la amistad-que persigue-el provecho.

En realidad no se puede conquistar a los verdaderos amigos. La amistad desea ante todo la libertad del otro y si hace el menor esfuerzo por limitarla, cesa en ese instante de ser amistad verdadera. Un amigo dominado por nuestra voluntad es un contrasentido.

Ninguna forma de amor respeta tanto la libertad del otro como lo hace la amistad. Esta llega a puntos de extrema delicadeza. El amigo no nos debe explicaciones y es correcto que no las busquemos. El acto del amigo debe permanecer libre hasta el fin.

Cada uno debe comportarse frente al amigo de modo ejemplar. En absoluto. Por ello, amigo es quien nos hace justicia. Nos hace justicia en un sentido profundo y vital. Por eso nos hace justicia. El amigo es benevolente. Ve lo que somos y nos ayuda a ser nosotros mismos. Con el amigo queremos parecer transparentes y honestos.

Una persona puede ser virtuosa y delicada con un amigo y esconderle sus defectos. Los amigos son el retrato objetivo de la moralidad de la persona. En realidad, en la amistad no hay lucha. Se compite por amor o por erotismo, no por amistad. El es quien nos comprende, quien sabe apreciar alguna de nuestras virtudes poco evidentes. Amigo es aquel que nos juzga, pero no el juez de una competencia, no nos da trofeos ni premios, no nos da riqueza ni sanciona nuestra superioridad social.

La amistad es un encuentro entre pares. La amistad es incompatible con un alto grado de necesidad, porque es incompatible con un desequilibrio de poder demasiado grande.

Basta con que sea desatento una vez, o tenga dificultades o simplemente se haya fastidiado un poco para que nos sintamos traicionados. Pero esto presupone la necesidad excepcional y no habitual. Hay una tendencia generalizada a responder que no. Por el contrario, debe aprender a no necesitarlo. La amistad exige que no haya envidia ni avidez. La amistad, por lo general, no tiende a formar pareja cerrada y autosuficiente. La amistad, a diferencia de lo que sucede en el enamoramiento, no es un sentimiento exclusivo.

La llegada de otro y otros satisface a los dos amigos, al punto que esos otros, al menos en ese momento, se comportan como verdaderos amigos. La amistad es la red de contactos interpersonales que atraviesan los campos de la solidaridad colectiva, sea que se trate de una pareja, un grupo o una iglesia.

No hace que todos sean iguales, los diferencia. Nunca trata a dos personas del mismo modo, las individualiza. El encuentro entre los amigos es siempre el descubrimiento de la propia diversidad, de la propia unidad y, por consiguiente de la propia soledad, del propio riesgo individual.

La amistad afianza y diferencia. Nada similar sucede en la amistad adulta, que no admite este tipo de caprichos.

Por eso la mentalidad cotidiana atribuye este tipo de amistad a la infancia. Se espera que la amistad adulta sea reposada, seria, previsible y tediosa, como la de los amigotes o la del club. La amistad, como la colectividad, sigue siendo ella misma. La amistad toma partido por el individuo en contra de la colectividad. En los momentos en que hacemos nuevas amistades nos vemos forzados a cambiar, a replantear todo lo que hacemos y lo que somos.

Muchas veces en la vida sucede esto. En realidad, perdemos nuestra identidad y tenemos que reconquistarla. Nuestra identidad siempre es una identidad social. Se modifican las palabras, el lenguaje. En el curso de nuestra vida debemos, pues, cada tanto, dejar a un lado parte de nosotros mismos, abandonar parte de la sociedad que nos es familiar. Debemos perdernos para reencontrar la senda. Es una actividad exploratoria, de sondeo, en la que se acumulan errores y desilusiones.

La amistad no es algo que aparece, ya formado, a un lado y en contraste con la vida. Surge en la lucha. El erotismo tiene necesidad de proclamar el placer, el propio placer y el placer de estar con el otro, el de estar juntos. No hay pudor alguno. Poder corresponder, al fin, un favor a un amigo que tanto nos ha ayudado en el pasado, es una felicidad. Porque una virtud que se ostenta deja de ser una virtud. Esta es la causa por la cual una amistad verdadera y profunda tiende a no exhibirse.

Los enamorados se juran fidelidad eterna. Los amigos nunca juran, no se prometen nada. Entre dos amigos verdaderos este tipo de cosas no se dice, se presuponen. Sabemos ya que son diferentes y que no pueden ser confundidos, pero esto no significa que tengan que ser incompatibles. Amistad y enamoramiento son cosas diferentes e incompatibles. La amistad es incompatible hasta con el amor que aparece como forma estable de enamoramiento. Es lo contrario de la amistad. Introducir en esta pareja la liberalidad de la amistad significa destruirla.

Casi siempre se opta por una u otra cosa. Y, sin embargo, amistad y erotismo pueden convivir. El erotismo no genera amistad, pero la amistad es compatible con el erotismo. Lo que importa es la confianza, la fe, la lealtad espiritual. El amigo es aquel que no tiene un comportamiento mezquino con nosotros.

HANS POKORA 6001 PDF

Alberoni, el erotismo y el amor

.

COGNOS POWERPLAY TRANSFORMER 8.4 USER GUIDE PDF

enamoramiento y amor de francesco alberoni

.

ADABAS ESSENTIALS PDF

enamoramiento y amor de francesco alberoni

.

JAIN STAVAN LYRICS PDF

EL MISTERIO DEL ENAMORAMIENTO

.

Related Articles