ANALISIS DE LA PELICULA LOS CORISTAS PDF

Educacin en la cultura de la diversidad refiere a la necesidad infaltable de educar con diversidad y cultura. Pero a que refiere esto?. Si bien es amplio el abanico de respuestas, este titulo bsicamente intentar indagar sobre como se desenvuelve, dentro de las instituciones educativas, la cultura de la diversidad, y como el manejo de ella puede influenciar sobre los actores que rodean cada institucin educativa, siempre en relacin con los distintos contextos vividos y por vivir. En este caso en particular el desarrollo se centrara en el film Los coristas, que har de eje central en el anlisis de los conceptos trabajados.

Author:Mikar Kejind
Country:Liberia
Language:English (Spanish)
Genre:Life
Published (Last):6 February 2018
Pages:171
PDF File Size:2.48 Mb
ePub File Size:4.19 Mb
ISBN:900-3-31730-384-6
Downloads:83664
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Shaktigami



Tras el entierro recibe la visita inesperada de uno de sus antiguos compaeros de clase, Ppinot, al que no ve desde hace ms de cincuenta aos y quien le trae el diario del vigilante de la escuela, Clment Mathieu.

En , Clment Mathieu era un profesor de msica en paro. Acepta un empleo de vigilante en un internado en el que residen muchachos difciles. El internado se llama Fond de ltang Fondo del estanque. Rachin, el director, lo gestiona con disciplina y mano de hierro, siguiendo su lema de Accin, reaccin.

Cuando un alumno comete una falta, es castigado sin piedad. Nada ms llegar, Mathieu debe castigar al alumno que ha puesto una trampa en la puerta de la enfermera, hiriendo al bedel. Se da cuenta de que los nios necesitan comprensin y libertad. Se pone manos a la obra en la tarea de formar un coro y conseguir permiso del director.

Por una serie de problemas que causa uno de los chicos nuevos el director prohibi el coro, pero continuan cantando de manera clandestina.

Poco despus dan una exhibicin del coro ante la condesa. En una comida que tuvo el director le avisaron que se estaba quemando la escuela. Para Kodaly, el canto en la escuela y la formacin de coros escolares, harn que el estudiante viva sus asignaturas como una feliz experiencia. El canto adems de ser una va hacia el aprendizaje de la msica, tambin es una herramienta fundamental en el aula de clase, ya que ayuda a lograr el desarrollo integral de la persona cultivando su sensibilidad, estimulando y completando todos los aspectos de su personalidad; lo cual se evidenci de manera precisa en la pelcula.

De esta manera expreso mi total aceptacin hacia el modelo de enseanza que daba fin al modelo asociacionista, ya que las nuevas tendencias y los mtodos de la enseanza de la msica integran elementos musicales con enfoques participativos que permiten al estudiante descubrir y aprender; consiguiendo de esta manera una correcta socializacin. Gainza V. En este film se logra evidenciar el poder que posee la msica, el afecto y la motivacin para la sesibilizacin de los educandos, transformndose as el proceso en una experiencia enriquecedora que desmonta lo cimientos educativos basadaos en el castigo accin reaccin.

En cuanto a mi perspectiva personal, es evidente que la pelcula muestra a los docentes y estudiantes dos puntos de vista educativos que se observan en el contexto al el cual estamos insertos, quedando para la reflexin la existencia minima de modelos de enseanza como el ilustrado en la pelcula.

Ttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttttt Las bases ticas del acto educativo. Los alumnos, que tienen entre 8 y 13 aos, concurren echados de otros establecimientos de enseanza, se encuentran en el lmite del sistema educativo.

Los Coristas est basada en un hecho real ocurrido inmediatamente despus de la II Guerra Mundial, en que un maestro se empea en crear un coro en un internado para nios abandonados o con problemas de conducta. Clment Mathieu Grard Jugnot es un profesor de msica desempleado, que ha sido contratado como preceptor y maestro en un instituto correccional de menores, donde a travs de ineficaces y represivas polticas, su director Rachin Francois Berland intenta con dificultad mantener disciplinados a estos "alumnos problema".

La pelcula nos ofrece el relato del educador, sus objetivos, sus propsitos, sus miedos y ansiedades. Pero nada nos dice de la perspectiva de los nios. Hace muchos aos le un libro de Peter Heg, un escritor dans, que nos cuenta la perspectiva de tres nios -Peter, Katarina y August- encerrados en un reformatorio. Creo que ambos textos podran ser ledos de manera complementaria. Los invito en este escrito a la suplementacin del film con el texto literario, para escuchar las voces, no slo del maestro sino tambin de los alumnos.

Las bases ticas de la enseanza A Mathieu lo sorprende la precaria realidad del colegio, y los crudos mtodos utilizados por el director en su intento de imponer disciplina y a su vez, esto despierta en l mucho desconcierto, temor ante lo desconocido, la sensacin ambivalente de miedo y compasin frente a los chicos.

Los nios del reformatorio tambin sienten miedo, pero un temor ms visceral que el de Mathieu. Un miedo que se sustancializaba en la marca de la humillacin. Biehl haba dicho que la escuela, en la medida de lo posible, respetaba la prohibicin de los castigos corporales que en general rega en la escuela pblica danesa, pero su experiencia le haba demostrado que nunca haba sido perjudicial para nadie recibir un cachete de vez en cuando.

Sus palabras fueron profundas, todo el mundo se qued tranquilo y satisfecho. Al fin y al cabo, l era un hombre con experiencia, pues haba azotado a los nios durante los ltimos cuarenta aos. Al mismo tiempo no faltaba a la verdad. Lo importante no es el golpe, sino todo lo que lo envolva; lo que ocurra poco antes y poco despus de l.

Pero que, como ya hemos dicho, normalmente no se vea, al menos no se vea a simple vista, puesto que duraba muy poco tiempo. Y, sin embargo, duraba mucho tiempo despus. Para definir este breve pero profundo efecto, ella propuso la palabra humillacin y yo la acept. El principio que rige las directivas de Rachin es la regla de accin y reaccin que consiste en imponer un castigo a la conducta indeseada. Algo as, como la ley del Talin del ojo por ojo pero amparada bajo la figura de la imposicin de disciplina.

Es interesante constatar que el lenguaje crea la realidad a la que alude. Cuando el director se refiere al acto de un nio que ataca al anciano portero del lugar, lo califica como un acto de venganza.

Sin embargo, dicho acto no es ms que el resultado de haber aprendido la regla de accin y reaccin. La conducta vengativa es equivalente a esta regla. Pero se nombra de otro modo, pasando a constituir un acto indisciplinario.

Mientras que la regla de accin y reaccin constituye un principio pedaggico, la venganza es un acto vandlico. El director Rachin, no comprende que cuando los nios hayan aprendido la regla de accin y reaccin cabalmente, y la apliquen, se desatar una batalla entre los adultos y los nios.

En donde a un acto indisciplinado, le seguir un castigo y al castigo una venganza, y a sta la reaccin en una escala de violencia sin fin. Sin embargo, no es innecesario sealar aqu, que el castigo del adulto no es equivalente a la venganza infantil. Ya que en la primera, el adulto es responsable y se encuentra en una situacin de asimetra y poder en relacin con los nios, mientras que las acciones infantiles de venganza son efectos de aprendizaje de las conductas agresivas propuestas por los adultos.

En la novela Los fronterizos, Heg nos relata los efectos que los golpes correctivos de Biehl , el director del internado, tenan sobre el protagonista y qu aprenda de ellos. Cuando Biehl le pegaba a uno, con dureza y, a la vez, de forma calculada y desprovista de sentimientos, se produca un alto apenas apreciable [] lo que nosotros habamos adquirido era una sensibilidad enfermizamente desarrollada hacia los espacios mnimos de tiempo.

Era entonces cuando uno adverta las infinitas y complejas seales de poder contenidas en aquel instante y se daba cuenta que, en todos los que se manifestaban, se depositaba una marca fina y eterna de miedo, y que todo tena que ver con el aprendizaje del tiempo El miedo de este nio, frente al poder del adulto, deja una huella indeleble incomparable con el miedo de Mathieu a las acciones vandlicas de los internados.

El miedo infantil funda una temporalidad eterna en la que el sujeto se diluye. El temor frente al poder del adulto funda una temporalidad salida del tiempo.

Una eternidad de castigo. En la que slo se aprende el temor, el desvalimiento, la dependencia absoluta al poder ilimitado del adulto. En la que slo se aprende la humillacin. Una marca que se lleva de por vida. Frente a cualquier hecho que rompe las reglas del internado Rachin, llama a asamblea. Dicha institucin no tiene un carcter democrtico en la toma de decisiones, tal como histricamente se la ha conocido, sino que es el subterfugio del que se sirve el director para juntar a los alumnos e instarlos a mencionar al culpable [1].

El mismo Mathieu se sorprende de que el director inicie a los nios en la prctica de la delacin Esta prctica, valorada y fomentada por el director, constituye un indicador presente en los sistemas totalitarios. Todo aquello que se opone a las reglas instituidas es ledo como un acto reaccionario y la exigencia de delacin asegura la voluntad del delator de acatamiento de las reglas.

Cada maana, a una hora determinada, nos hacan entrar en el aula magna: doscientos cuarenta seres humanos acompaados por veintisis maestros y Biehl, tras lo cual se cerraban las puertas, y entonces sabamos que a partir de ese momento y durante un cuarto de hora haba que permanecer en un silencio sepulcral.

Se trataba de una imposicin absoluta y por esta razn reinaba una gran tensin en la estancia. Como si la norma, al abarcarlo todo y no tolerar ninguna desviacin, reclamara su propia transgresin. Como si la tensin en la estancia fuera parte de su objetivo. A lo largo de una serie de aos haba quedado demostrado que era imposible conseguir que la prohibicin se observase totalmente. Sin embargo, los pocos quebrantamientos ocurridos haban servido para sancionar y reforzar la norma.

El primer encuentro del Sr Mathieu con los nios nos muestra la modalidad de acercamiento que l propicia con los alumnos. Les pide que saquen una hoja y escriban su nombre y sus sueos. Y les dice quiero conocerlos. Estas palabras unidas a las actitudes que l tiene para con los nios, encaminan al espectador en el descubrimiento de una nueva concepcin antropolgica alentada por el maestro y opuesta al modelo propiciado por el director.

El director parte de la idea de que esos nios son causas perdidas, que todos son descartables, que nada bueno puede esperarse de ellos. Consecuentemente, el ambiente de aprendizaje est desprovisto de cualquier estmulo. Se busca corregir al que se equivoca, desde la expectativa de que todos fallarn en algn momento. Es una concepcin que considera que los seres humanos son malos, o al menos estos nios descartados del sistema, y que hay que encausarlos, enderezarlos.

Pero finalmente, es una cosmovisin fatalista, pues nada cambiar para estos chicos, ellos ya estn perdidos, ya estn en los mrgenes de toda posibilidad. Esta concepcin fatalista, se encuentra lamentablemente, instalada en muchos docentes en la actualidad. De ellos escuchamos frases, que con algunas variantes apuntan a lo mismo, tales como: de ellos, pobrecitos, nada se puede esperar; del contexto del que provienen ya todo est perdido; la escuela slo sirve para darles de comer y cubrir las necesidades bsicas, etc.

La concepcin fatalista del director clausura el futuro como posibilidad de cambio para el nio y lo tie de la expectativa angustiada de esperar siempre lo peor. Ella, es decir, la nia, piensa muy poco en el pasado, y apenas en el futuro, toda su atencin est puesta en el espacio y en las personas que en aquel momento la rodean. Esto hace que te mires a ti mismo. Entonces, uno es presionado lentamente hacia el borde del abismo" Qu expectativas puede tener un nio ante la humillacin constante del adulto?

Qu futuro puede avizorar cuando el presente est teido del sentimiento de minusvala y del miedo al castigo? El mensaje de humillacin por parte del adulto funciona como una profeca de autocumplimiento.

El supuesto antropolgico que alienta a Mathieu, se encuentra en las antpodas del determinismo del director. Pedirles su nombre y sus expectativas, ya es una apuesta al futuro de estos nios. Cuando les pide que vuelquen en un papel su nombre y sus sueos, coloca frente a sus ojos la afirmacin de su propia identidad. Ellos son un ser-para-lavida. Su mismidad est aliada a un futuro soado, anhelado.

Con su pedido Mathieu interroga la certeza instalada por el director: esos nios son causas perdidas? Esta pregunta es la base desde la que parte el proyecto del coro. Solamente, desde una concepcin esperanzada puede partir la idea de darles a esos nios un espacio en el que escuchar sus propias voces. Abriendo el horizonte, que pareca clausurado por el particularismo de Rachin, hacia nuevas experiencias educativas ms ligadas a la formacin de seres humanos que a la concepcin correccional.

Este acto de donacin de un futuro es el que define al buen educador como un creador de posibilidades. La tica del educador se pone en juego cuando abre las puertas al futuro de sus alumnos a partir de un acto fundacional de confianza.

Ms all del disciplinamiento Existen en la actualidad numerosos proyectos de ensear a travs de la msica. La msica para Mathieu se volvi una herramienta para que los alumnos aprendieran el valor de su propia voz, la importancia de escuchar al otro, el trabajo en equipo y el reconocimiento que viene del otro por la propia produccin.

GABAYADA HADRAAWI PDF

Resumen y análisis de la pelicula “Los Coristas”

.

HYDROLOGIC ANALYSIS AND DESIGN RICHARD MCCUEN PDF

Analisis de la pelicula los coristas

.

ARIOSO BWV 156 PDF

Entradas recientes

.

KYOSHO GX12 MANUAL PDF

Analisis de la pelicula los coristas

.

Related Articles